La logística de la carne, elemental para garantizar su consumo

La logística de la carne, elemental para garantizar su consumo

Un producto como lo es la carne es fundamental en lo que respecta a nuestra dieta y nuestra nutrici√≥n. Son muchos los expertos que lo han confirmado en los √ļltimos tiempos y muchos m√°s los defensores y amantes de este tipo de productos. No cabe la menor duda de que la carne es b√°sica a la hora de mantenernos sanos y fuertes y tener esa dieta equilibrada de la que hablamos. Sin ella, desde luego, no adquirir√≠amos todos esos nutrientes que nos son realmente necesarios para hacer frente a nuestro d√≠a a d√≠a.

Una noticia que fue publicada por el diario El Pa√≠s en octubre de 2015 informaba de cu√°nta carne consumimos en un pa√≠s como lo es el nuestro. En la entradilla se asegura que el consumo de carne en Espa√Īa es de 51 kilos al a√Īo y que, adem√°s, el pollo es el producto m√°s consumido en lo que tiene que ver con los alimentos de esta categor√≠a. Estamos convencidos de que todas las personas que nos est√°is leyendo en estos momentos hab√©is consumido pollo al menos una vez durante el √ļltimo mes. Y es que es uno de los productos clave de la carnicer√≠a espa√Īola.

En lo que tiene que ver con el resto del mundo, no nos sorprende ver a Estados Unidos encabezando la lista de pa√≠ses que m√°s carne consume. Es un dato al que hemos tenido acceso gracias a la p√°gina web del diario La Vanguardia. Otras naciones, como lo pueden ser Nueva Zelanda, Australia o Argentina, tambi√©n se encuentran entre las que m√°s carne consumen a lo largo de un a√Īo. Todos estos pa√≠ses superan, por persona, un consumo de m√°s de 100 kilos de carne al a√Īo. Ya veis la tremenda importancia que le dan estas personas a los productos c√°rnicos. Consumen el doble de carne que nosotros.

El consumo de carne que existe a d√≠a de hoy en nuestra sociedad nos obliga de alg√ļn modo a garantizar el suministro de este producto. Por su naturaleza, el producto c√°rnico necesita de una log√≠stica que sea eficiente porque, de lo contrario, se echa a perder muy r√°pido. En efecto, los productos de este tipo no son coches, m√≥viles o ropa. Requieren una celeridad. Los profesionales de una entidad como lo es Transportes Trans Thalia est√°n acostumbrados a este tipo de trabajos y nos han comentado que la profesionalidad que requiere el transporte de productos de esta clase es mucho mayor que la que requiere una actividad de otro estilo.

Es lógico que así sea y que las empresas encargadas del transporte de productos de este tipo se encarguen de que esa profesionalidad se cumpla a rajatabla. Estamos hablando de un asunto tan importante como lo es la alimentación de la ciudadanía y de productos tan básicos para cuidar de esa alimentación como lo son los productos de carnicería. Desde luego, cuidar de ellos es una de las mejores maneras de cuidar de nuestra gente, no cabe la menor duda.

Un consumo que se mantiene m√°s o menos estable

En Espa√Īa, el consumo de carne se ha mantenido m√°s o menos estable en los √ļltimos a√Īos. Es cierto que se han producido algunas ca√≠das, pero en t√©rminos generales el espa√Īol sigue apostando por el consumo habitual de carne puesto que considera elemental este producto para su alimentaci√≥n. A nadie le sorprende que as√≠ sea. La carne contiene una cantidad de prote√≠nas que no podemos obtener de otros alimentos y que son realmente necesarias para que el cuerpo humano obtenga la energ√≠a suficiente para afrontar todo lo que le venga en las horas siguientes.

No nos cabe la menor duda de que ese consumo va a seguir siendo estable de cara a los pr√≥ximos a√Īos. Hay que comer de todo, de eso no cabe ninguna duda. Y eso lo sabemos todos. Aunque es cierto que hay que mantener unos h√°bitos de consumo que sean responsables y no olvidarnos de otro tipo de productos que tambi√©n sean b√°sicos para nuestro cuerpo, es evidente que la carne tiene que ocupar un lugar destacado en lo que respecta a la alimentaci√≥n de una persona. De no ser as√≠, no estamos hablando de una alimentaci√≥n que deba ser considerada como completa.

La carne es importante para hombres y mujeres, para ancianos y ni√Īos, para gente de m√°s y de menos dinero. En definitiva, los productos c√°rnicos son elementales para una poblaci√≥n y es evidente que tenemos que incentivar su consumo y promover todos y cada uno de sus beneficios, que no son pocos y que no podemos olvidar si lo que queremos es mantenernos sanos y fuertes. Y, ya sab√©is. A la hora de consumirlos, tenemos que valorar que ha habido una labor log√≠stica y de transporte muy importante para que nosotros tengamos un acceso tan f√°cil y r√°pido a la carne.