El jamón, la estrella de una fiesta de disfraces de Halloween

¿A quién no le ha apetecido hacer alguna vez una fiesta de disfraces en casa con los amigos para pasarlo en grande durante unas horas? Pues bien, no es nada complicado, se entra en la web de La casa de los disfraces para escoger los atuendos, ya sean originales o propios de una fiesta temática, y se prepara buena música y un gran menú, que eso no puede faltar en ninguna celebración española que se precie. Donde la estrella siempre es el jamón.

Y es lo que va a ocurrir en mi casa el próximo 31 de octubre por la noche y espero, con esta idea, en las casas de muchos de vosotros. Y es que podemos celebrar Halloween aunque no esta no sea una fiesta nuestra propia, pero para festejar cualquier excusa es buena. Además, en casi todas las empresas el siguiente día, el 1 de noviembre, es festivo, por lo que no hay problema para dejarse llevar y disfrutar con los amigos.

¿Y cómo preparar esta fiesta? Pues, como os decíamos, en La casa de los disfraces hay un montón de trajes temáticos y con Halloween no se quedan atrás. Podemos pasar el enlace a nuestros amigos para que ellos compren ahí también sus vestidos y, asimismo, como además cuentan con decoración para la ocasión, estaría bien que pudiésemos comprar algunas calabazas y demás adornos para ambientar en salón de nuestra casa, ya que para esa época del año en caso de tener terraza o jardín es más complicado por el tiempo que los podamos usar.

Después hay que elegir muy bien la música. Y mi recomendación es que hagáis un homenaje a los verdaderos creadores de esta fiesta, que no son como muchos creen los norteamericanos, sino los británicos e irlandeses. De las islas es de donde procede esta fiesta de muchos años de arraigo y que luego llevaron esos emigrantes a las tierras de Estados Unidos, como tantas otras cosas de las que allí se apropiaron. Gaitas y música celta son ideales para disfrutar de este momento con los amigos.

¿Y para comer? Pues bien, como en toda fiesta que se celebra en España lo que no puede faltar en ninguna mesa es el jamón. Podéis comprar una pieza en el supermercado y cortarla durante la fiesta o incluso mejor antes si no queréis dejar de bailar y disfrutar. En España contamos con grandes jamones de la mayor calidad y no es difícil comprarlos a buen precio. Además, si la fiesta se hace pagando a escote con los amigos, no resulta nada caro. Eso sí, no os olvidéis de que para disfrutar de un buen jamón hay que hacerlo con un buen pan.

Asimismo, los sándwiches de queso, jamón york, chocolate en crema, paté, etc., tampoco pueden faltar, así como boles llenos de patatas fritas, aceitunas o frutos secos, entre otros para poder picar.

La bebida irá un poco en función de los invitados. De la edad de los mismos. Ya que no podemos por ejemplo poner alcohol para una fiesta donde haya niños, así que tendremos que saber adaptarnos. Eso sí, agua y refrescos no pueden faltar en la mesa.

Y para que todo sea más cómodo y no nos pese para repetir esta celebración el año que viene, un truco: compremos todo el menaje desechable, nada de tener que pasarnos horas después recogiendo y lavando platos, vasos y cubiertos. Todo de plástico y a una bolsa de basura, después pasamos el aspirador y aquí no ha sucedido nada.