Hablar de comida, la vieja costumbre italiana que tanto nos gusta

No sé si a los italianos e italianas les gusta más hablar de comida o degustarla, pero el caso es que son famos@s por su afición por las charlas gastronómicas. Incluso hay un libro de Elena Kostioukovitch que trata de esto: Por Qué A Los Italianos Les Gusta Hablar De Comida.

El aceite de oliva, el risotto, la pizza, los helados o el café habla de una rica tradición culinaria que ha impresionado a personas de todo el mundo. Y es que el país con forma de bota ha hecho de su gastronomía un estilo de vida, una forma de pensar y de recordar épocas pasadas.

Cocinar en Italia es algo sagrado, que ha dado lugar a su popular proverbio, Se si litiga in cucina ogni pasto va in rovina, es decir, “Si se pelea en la cocina, toda la comida se daña”.

¿Quién no ha soñado alguna ver con viajar a Italia y degustar allí mismo su suculenta comida, sus estupendos vinos y sus aromáticos cafés?

Pero afortunadamente, aquí en España, los y las amantes de la comida italiana también tienen la posibilidad de saborear una excelente comida italiana, tan sabrosa, que pensarán que se han trasladado de golpe a Sicilia, a Roma o a Nápoles. Sí, sí, como lo oyes, en Cáterin La Frolita, en pleno centro de Madrid, tienen una impresionante oferta de productos típicos de la cocina de Italia, pero su carta también recoge las recetas tradicionales de la cocina francesa, alemana, española, americana y argentina, adaptando su presentación a las necesidades de una mesa de Cóctel contemporánea. Con una presentación elegante y práctica y una variedad que se ajusta a todo tipo de eventos, incluyendo los temáticos, La Frolita ofrece pequeños bocados llenos de sabor y color, recetas tradicionales que encantan a tod@s.

Cultura culinaria

Para una persona italiana hablar de comida no consiste en hablar de ingredientes,  medidas o procesos de elaboración. Cuando un o una italian@ habla de comida hasta hablando de tradición, de costumbres, está hablando de su origen, de su hogar. El italiano y la italiana están orgullosos de serlo y quieren proclamarlo a los cuatro vientos.

A poco que conozcas Italia, te darás cuenta de que cada región tiene su propia especialidad culinaria, la ensalada capresa, el arroz milanés, o la achicoria trevisana, encuentran su perfección en su origen, y cada habitante sienta esa necesidad tan suya de transmitirlo al mundo.

Escuchando a una persona italiana puedes llegar incluso a saborear cada uno de los ingredientes, a sentir su aroma característico, y es que nadie como ell@s es capaz de hablar de comida con tanta precisión, con tanta pasión y con tanto amor por cada uno de los ingredientes, que combinados de forma perfecta, han dado origen a las recetas más sabrosas, mejor elaboradas y con la presentación más armoniosa de todo el mundo.

El proverbio italiano dice,  L’appetito vien mangiando, en español, “el apetito viene comiendo”, pero también podría decir que el apetito viene hablando. Pocas personas pueden provocar esa deliciosa sensación de hambre, o más bien de deseo de probar todos esos elementos que tan bien saben en su boca.